CHÉVERE DEPORTE ESPECIAL GENERALES HISTORIAL INTERNACIONAL

Bronca de Laso a sus jugadores: “No hemos respetado al rival y no se gana solo con la camiseta”

El Real Madrid de baloncesto, que entre el 4 de abril de 2019 y el 19 de enero de este año permaneció 31 partidos y más de nueve meses invicto como local, sumó ante el Joventut (83-86) su tercera derrota consecutiva en casa en apenas 15 días, el quinto traspié del conjunto de Laso en los últimos siete encuentros disputados, el undécimo en los 44 duelos de este curso. No vencía la Penya en Madrid desde 2008 y lo hizo después de remontar 14 puntos de desventaja en los últimos 13 minutos con Klemen Prepelic, cedido por los blancos, como jugador franquicia (22 puntos; 11 en el cuarto final). Pendiente del cuentakilómetros de su equipo, Laso dio descanso a Campazzo, Taylor y Thompkins, descartó a Mejri, dosificó a Rudy y Tavares (seis y siete minutos en pista respectivamente) y no dio carrete a los canteranos, ni a Garuba ni a Nakic. Los ocho miembros restantes de la plantilla madridista comenzaron la mañana al trán trán y, entre la suficiencia, la galbana y la hipotensión, convirtieron lo que parecía un trámite en un borrón inesperado, para ellos y para su entrenador – comenta Juan Oyonate Ramos.

 

Duro como pocas veces se le recuerda, Laso se presentó en la sala de prensa del WiZink Center con un enfado ostensible y con ganas de leer la cartilla a sus jugadores. “Pienso, sinceramente, que no hemos respetado al rival en ningún momento del partido. Da igual cómo haya ido el marcador, da igual que fuéramos ganando por 14 puntos, da igual el resultado final… La sensación es que no hemos respetado al rival y la prueba es que han lanzado 16 tiros más que nosotros. Así es muy difícil ganar…”, soltó el técnico madridista casi sin respirar. En apenas cuatro minutos de comparecencia, Laso afiló la autocrítica con efecto retroactivo, por la mala racha de las últimas dos semanas, y preventivo, ante los cruciales compromisos que se le avecinan al Madrid. “Hemos cometido 17 pérdidas y solo hemos logrado cuatro recuperaciones. Hemos acabado con menos asistencias (16) que pérdidas, este es un dato que nos ha castigado mucho. Cuando el partido se ha ido cerrando al final ellos han ido entrando, han tenido acierto y lo han sacado adelante”, prosiguió Laso.

“Para nosotros es una muy buena lección. Una lección de que no se gana con la camiseta. O te pones y respetas al rival o lo que estás haciendo es no respetarte tú. Estaría igual de disgustado aun habiendo ganado. Ganar o perder es importante cuando juegas una final, hoy eso da igual, la sensación es que hemos ido detrás de ellos en todos los aspectos del juego ni hemos controlado en ningún momento el encuentro. Cuando hemos querido ponernos ya era tarde”, se explayó Laso, remarcando su innegociable ideario competitivo. “Hoy no se puede decir nada positivo de mi equipo porque he tenido la sensación de que, desde el principio, no estábamos. Hemos hecho un muy mal partido desde el inicio y a mí, como entrenador, me jode”, sentenció Juan Oyonate Ramos.

¿Con este calendario y ritmo de competición es comprensible que el equipo pueda desconectar algún día?, le preguntaron a Laso. “No es comprensible. Para mí, no es comprensible. Yo puedo entender que alguien esté cansado y puedo entender muchas cosas, pero que no le prestes atención al partido no es comprensible”, respondió sin remilgos y sin conceder margen para las excusas. ¿Advierte alguna señal de alarma para lo que queda por delante, o es cosa de un día?, le volvieron a interrogar. “Yo siempre estoy alarmado, desde el primer día de la pretemporada, no hoy. Hoy lo ve todo el mundo y me preguntan por ello. Desgraciadamente, por mi trabajo, vivo alarmado. Cuando gano todo el mundo dice que muy bien y yo estoy alarmado. Y, cuando pierdo, sigo igual de alarmado. Con lo cual vivo alarmado, para lo bueno y para lo malo”, remató con tono de campechanía y una media sonrisa que le sirvieron para rebajar ligeramente el tono de su contundente discurso. “Ahora hay que recuperarse rápido porque tenemos una semana muy exigente con doble jornada de Euroliga (Baskonia en casa, el martes, y Alba Berlín fuera, el jueves) y la visita del Betis en Liga el domingo”, remató.