GENERALES

Nuevo plan bipartidista de la Cámara incluye cheques de estímulo – Noticias Ya


(POLÍTICA YA). – Un grupo bipartidista de 50 legisladores centristas de la Cámara de Representantes propusieron este martes un plan de compromiso para un paquete de alivio económico por coronavirus, con la esperanza de mostrar a los negociadores demócratas y de la Casa Blanca que hay suficientes puntos en común para forjar una nueva ley de ayuda.

CÁMARA DE REPRESENTANTES NO SE DA POR VENCIDA DE UN PAQUETE DE ESTÍMULO

La medida busca reactivar las estancadas conversaciones entre la Casa Blanca y los líderes demócratas en medio de este año electoral.

La propuesta toca muchos de los elementos en discusión: ayuda a las pequeñas empresas y a las escuelas, una nueva ronda de cheques de estímulo, más beneficios por desempleo y financiamiento para ayudar a los estados con las elecciones de noviembre.

Antes de presentar el plan, Nancy Pelosi aseguró que la Cámara baja no se irá de vacaciones antes de las elecciones de noviembre sin antes actuar sobre una ronda adicional de estímulo para apuntalar la economía devastada por el coronavirus.

“Tenemos que quedarnos aquí hasta que tengamos un proyecto de ley”, dijo Pelosi en privado a los legisladores en una conferencia telefónica el martes por la mañana, según dos personas familiarizadas con los comentarios que los revelaron al diario The New York Times bajo condición de anonimato.

¿RESOLUCIÓN DEL PROBLEMA?

Su promesa se produjo justo antes de que el grupo bipartidista de 50 legisladores centristas planeara presentar un plan de estímulo de $1.5 billones.

Los miembros del grupo, que se llama a sí mismo el Bloque de Resolución de Problemas de la Cámara, admiten en privado que su marco tiene pocas posibilidades de convertirse en ley.

TRAS FRACASO REPUBLICANO, ¿QUÉ PASARÁ CON LOS CHEQUES DE ESTÍMULO?

“La gente está claramente frustrada”, dijo a la cadena CNN uno de los miembros del grupo de 50 personas, que está compuesto por legisladores de base de ambos partidos, y pidió el anonimato para discutir la propuesta. “Muchos estadounidenses quieren ver acción”.

La medida exige gastar $1.523 billones en dinero nuevo, pero el precio podría aumentar aproximadamente en $400 mil millones en febrero y marzo, dependiendo de cómo le vaya al país en su lucha contra la pandemia. Y si EE.UU. etá experimentando una disminución en las hospitalizaciones por Covid-19 y avanza hacia una vacuna, el precio podría bajar en aproximadamente $200 mil millones.

La propuesta incluye medidas que gozan de apoyo bipartidista, como revivir el popular Programa de Protección de Nóminas para las pequeñas empresas (PPP), y cheques de estímulo de $1,200 o más para los contribuyentes.

Pero también contiene otras medidas más polémicas como nuevos derechos legales y protecciones para los trabajadores y sus empleadores.

La mayor parte de su gasto propuesto se ubicaría en algún punto intermedio de lo que han defendido los republicanos y demócratas, la ley restablecería la ayuda federal por desempleo vencida a $450 por semana durante ocho semanas, luego reemplazaría hasta $600 semanales en salarios perdidos por cinco semanas adicionales.

La propuesta además enviaría $500 mil millones a gobiernos estatales y locales que enfrentan dificultades económicas para enfrentar la pandemia del coronvirus.