CHÉVERE

Continúan rastreo del resto de implicados en “Caso Arivana”


Tres sujetos estarían aún en fuga después de participar en el doble homicidio de Rona Uzcátegui y su hijo de 12 años.

A un mes del doble homicidio de Rona Uzcátegui y su hijo de 12 años dentro de una vivienda en la Urbanización Arivana, continúan las investigaciones para dar con el resto de los implicados en el caso que ha consternado a Ciudad Guayana.

De manera no oficial, se pudo conocer que existen órdenes de aprehensión para tres sujetos, pero solo se ha revelado el nombre de Héctor José Belmonte Farías, alias “El Pollo”.

Los otros dos presuntos implicados que estarían en fuga no han sido identificados, pero se presume que uno de ellos sería Jonathan Santoyo Boada.

Dos días después del hecho, resultó abatido uno de los responsables, identificado como Carlos Adrián Piñero, alias “Mara”, en un presunto enfrentamiento con una comisión de la Fuerza de Acciones Especiales (Faes), en Ciudad Bolívar.

Por este caso, ordenaron privativa de libertad para Juan Jesús Vargas Rojas, quien está recluido en el Internado Judicial de Ciudad Bolívar, conocido como “Cárcel de Vista Hermosa”.

Extraoficialmente, se supo que a Vargas, quien residía en Los Raudales, le imputaron los delitos de homicidio con alevosía, con el agravante del artículo 217 de la Ley Orgánica para la Protección del Niño, Niña y Adolescente.

Además fue imputado por agavillamiento, resistencia a la autoridad y robo de vehículo automotor.

Entrega voluntaria

Rodrigo José Solano Sucre se entregó voluntariamente en la sede del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) en Maturín, estado Monagas; el viernes 6 de noviembre.

El ciudadano de 32 años tenía una orden de aprehensión en su contra por su implicación en el “Caso Arivana”.

El 8 de noviembre fue presentado ante un juzgado en Maturín, donde declinaron la causa y ordenaron su traslado a Ciudad Guayana. El lunes 9 de noviembre llegó a la sede del Eje de Homicidios de la policía científica.

La Fiscalía Segunda del Ministerio Público ordenó privativa de libertad para Solano y extraoficialmente se conoció que se le imputaron los delitos de complicidad necesaria en el homicidio calificado con alevosía en la ejecución de robo agravado, con agravante del artículo 217 de la Lopna.

Asimismo habría sido imputado por complicidad necesaria en el robo agravado de vehículo automotor y asociación para delinquir.

El hecho

Los cuerpos de Rona Uzcátegui y su hijo de 12 años fueron encontrados maniatados, amordazados y parcialmente calcinados dentro de una de las habitaciones de una vivienda en la Urbanización Arivana, en Puerto Ordaz.

De forma no oficial, se pudo conocer que las víctimas fallecieron tras ser estranguladas con cables. También habrían sido golpeados con un objeto contundente.

Acerca del móvil se sigue manejando como un robo, pero extraoficialmente se comentó que los sujetos habrían huido con una caja fuerte que presuntamente contenía dólares, joyas y al parecer un arma de fuego.

Los homicidas huyeron a bordo del vehículo marca Peugeot de color negro, propiedad de Rona; el cual fue ubicado en Castillito, donde habrían hecho trasbordo en una calle paralela a la avenida principal del sector.

En dicha calle, presuntamente aguardaba Rodrigo Solano, a bordo de una camioneta marca Chevrolet Vitara, en la que los responsables del hecho emprendieron la huida.

Fuentes ligadas al caso revelaron que una pareja fue interrogada tras presuntamente haber recibido un pago para llevar a los implicados hacia el oriente del país, desconociendo lo que había sucedido en Arivana.

Boletín oficial

11 días después del doble homicidio de madre e hijo, la policía científica reveló detalles del caso en el boletín “Cicpc Al Día”.

De acuerdo con la versión de las autoridades, Piñero y Vargas habrían ofertado un congelador en redes sociales y Uzcátegui los contactó para concretar la compra y entrega en la vivienda de Arivana, la cual al parecer estaba a su cuidado.

Los sujetos se dieron cuenta que la víctima vivía sola junto a su hijo y la persuadieron para ofrecerle servicio técnico de refrigeración, ofrecimiento que la mujer de 51 años aceptó.

El 21 de octubre asistieron a la casa y después de ingresar la habrían sometido para que revelara la ubicación de las pertenencias de valor.

Presuntamente Uzcátegui habría accedido pero de igual forma resultó agredida y estrangulada, al igual que su hijo de 12 años.

En la versión policial se maneja que los homicidas incendiaron la habitación en la que estaban las víctimas, para simular un cortocircuito como causa del incendio.

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/LlK92aGSFbs3mDyJPMybud

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí https://t.me/diarioprimicia